Varios versos a mi mamá


DE CALIDAD OSTENSIBLE

De calidad ostensible

son las letras de mi madre

y transcritas por mi padre

son de estilo inconfundible.

Elegante, indescriptible,

escrita con sentimiento,

y armoniosa cual concento

es la prosa tan sentida

que mi madre, tan querida

escribe en cualquier momento.

RAFAEL Marzo 2011


CARTA DE MI MADRE ACERCA DE SU ABUELO D. JOSÉ MARÍA

¡Sí, mis hijos! Poseemos dentro de la familia Luengas, la figura

inolvidable, señorial del abuelo don José María.

Me preguntará alguno de ustedes: Bueno. ¿Y qué hacía don José María?

¿Tendría algún título?

¿Poseería casa o tierras por herencia?

Pues NO. ¡Absolutamente NO!

Era únicamente un hombre honrado, trabajador, que unido a su esposa,

nuestra querida abuelita Charito, procrearon doce hijos, entre ellos el Tío

Rafael ¡Inolvidable¡

Creo que Carmelita es dignísima heredera de ellos, y a ella, y a su

inteligencia y amor le cedo la palabra.

TERESA Marzo 2011


LUENGAS DE CATEGORÍA

Hombre bueno y gran señor

Era todo un caballero

De entendimiento certero

De gran humano calor

Y un padre de lo mejor.

Era don José María

¡Luengas de categoría!


Jalapeña y erudita

Guapa, inteligente y lista

De los Luengas gran cronista

Y de elegancia exquisita

Ella es mi tía Carmelita.

Nieta de José María

¡Luengas de categoría!


Mi heredad gozosa grita:

Llena mis venas, henchida,

la sangre Luengas, querida,

la de Tere y Carmelita,

la de Rafael y Tita,

la de don José María

¡Luengas de categoría!


LA CARTA QUE NO SE ENTENDÍA

Décima a propósito de una carta que escribió mi madre y

que no había sido entendida por la persona que la recibió. La carta estaba muy clara, y realmente fue la torpeza fue de quien no la supo interpretar.

Recuerdo que a mi mamá este incidente le causó consternación.


De tono, por cierto, triste,

una carta muy bien hecha

descubrí en reciente fecha

que a una amiga escribiste.

Y tan certera estuviste,

que yo no puedo creer

que al acabar de leer

alguien quede confundido

sin haber nunca entendido,

lo que era fácil de ver.