OVILLEJO AL PADRE MARTÍN

¿Quién venera a nuestra Madre?

¡El Padre!

¿Quién será bueno hasta el fin?

¡Martín!

¿Quién comparte su alegría?

¡García!

Pues si deseas armonía

confiado busca el consejo

de quien de Cristo es reflejo:

El Padre Martín García


Ante mi duda de que si los versos tendrían valor alguno, también le compuse una espinela. Para mí era muy importante el cerrar con un verso donde le dijera que siempre me siento bendecido. El Padre, con innegable carisma y simpatía, abre su misa dominical en español con la bendición de siempre pero luego hace una pregunta a la congregación, "'¿Cómo estamos?", a la que invariablemente hemos de exclamar, con convencimiento, "Bendecidos". Una vez que oye nuestro entusiasta grito, el Padre procede a explicarnos la razón por la que debemos así sentirnos.


ESPINELA AL PADRE MARTÍN

BENDECIDO

El Padre Martín García

es devoto, inteligente,

carismático, valiente

y campeón de la Homilía.

¡Nos habla con alegría!

Sacerdote acomedido

Es pastor comprometido

Y por él, que es gran amigo

Hoy convencido te digo

Que estoy siempre bendecido


P. Martín

¿Porqué se hizo la Misión?

Fue por él, Martín, el Padre,

Por este Padre tan “Padre”,

Quien nos guió de corazón.

Derrochando su pasión

Con espíritu indomable

Y un ánimo inagotable

A todos, los veintidós

Nos llevó a cantar a Dios

En Misión inolvidable.

Versos a propósito de la Misión Veracruz 2014